M I T R I N C H E R A

Primarias

Y las cosas se dieron como tenían que haberse dado. Los que creían que podían aspirar a ser tomados en cuenta para participar en alguna dignidad de elección popular formando parte del movimiento oficialista Alianza País (AP) se quedaron con las ganas, pues no hubo el espacio que en democracia se exige para postular a tal o cual nombre. Todos quieren auparse en el “equipo ganador”. No hay que desmerecer que AP tiene arrastre, más aún cuando tiene a la figura de su máximo líder, el Presidente de la República. Cuando se tiene el poder, se tiene a la sartén por el mango. Nadie que tenga tal ventaja va a desperdiciar la oportunidad de hacerse nombrar o autonombrarse como precandidato o candidato. Ellos tienen la dirección provincial y la dirección cantonal del movimiento y, contra eso, en términos jurídicos y legales, nada. Hicieron gala de ser dueños de un “padrón electoral” integrado solo por adeptos, nada más. Hicieron exactamente todo lo contrario de lo que ha expresado el presidente Correa. Continuaron con la vieja práctica de la partidocracia, aquella práctica de escoger candidatos como los escogieron en Buena Fe y que los continuarán escogiendo en cada uno de los cantones de Los Ríos. No hubo espacio para nuevos nombres, no. Ellos (los ahora precandidatos de AP) se creen que son los únicos que tienen derecho a representar a Buena Fe, a este mismo pueblo al que lo han sumido en un total abandono en sus 21 años de vida. Las protestas, como era de esperarse, surgieron. Y esas protestas, protestando por el “proceso” de designación del candidato a Alcalde en las “primarias” organizadas por quienes ostentan el poder son del mismo grupo de “revolucionarios” agrupados en diferentes movimientos que forman parte del mismo movimiento, o cómo mismo será la cosa. Siglas por aquí, siglas por allá que no hacen otra cosa más que confundir a sus mismos seguidores. Algunos esperando pescar a río revuelto. Alguien me dijo por ahí: “¿Qué reclaman? ¡Si son de la misma argolla!”. Estamos a pocas semanas de que se inicie el proceso de inscripción de candidatos en el CNE. Hay algunos “revolucionarios” que se están quedando fuera del paquete de la “revolución”. Tienen todo el derecho de aspirar a la Alcaldía de Buena Fe. Se consideran “líderes”. Creen tener respaldo popular. Unos dicen que tienen “asegurados los votos” para ganar. Entonces, si se consideran “líderes”, si forman parte de un conglomerado “revolucionario”, si dicen que “tienen los votos para ganar” que busquen espacio en otras tiendas partidistas y demuestren que son líderes. Si están seguros del triunfo, debería importarles un pepino ser candidatos por AP. Lo cierto es que el panorama político se va vislumbrando en Buena Fe. Alianza País ya tiene su posible candidato. Es el burgomaestre que va aspirar a su tercer periodo administrativo. Por su parte, CREO, el movimiento Creando Oportunidades, que lidera don Guillermo Lasso, le apuesta a un joven profesional, hijo nato de Buena Fe a la Alcaldía, el Dr. Fleishman Jimenez, elemento que goza de una amplia aceptación popular. Eso significa que este joven profesional, que viene desarrollando una interesante actividad con la comunidad desde hace dos años aproximadamente tiene grandes posibilidades de triunfo (y eso lo saben los mismos adversarios políticos).

Comentarios

cite a book... Primarias « M I T R I N C H E R A...

this... Primarias « M I T R I N C H E R A...

Añadir un Comentario: