M I T R I N C H E R A

General

Tú, con tu candidato... Y, yo, con el mío

Escrito por angeljuez 10-09-2013 en General. Comentarios (3)
Estamos viviendo un ambiente preelectoral en el país. Y, Buena Fe no es la excepción y, básicamente me voy a referir a lo que sucede en mi pueblo natal. Desde diferentes sectores sociales y políticos ya se escuchan nombres y nombres que podrían terciar en los comicios de febrero de 2014. Unos más conocidos que otros. Unos con mejores probabilidades que otros. Unos con mayor trayectoria que otros. Unos con más credibilidad que otros. Hay quienes se creen líderes. También los que esperan pescar a río revuelto. Afortunadamente todos nos conocemos en este Buena Fe. Todos conocemos a los posibles aspirantes (bueno, a la gran mayoría). Habrá uno que otro improvisado que quiera aparecer en la palestra política. Todos, eso sí, con el gran derecho que les asiste y que les garantiza la constitución de ser candidatos o candidatas. En el caso de Buena Fe, la expectativa gira en torno a quién será el próximo Alcalde. Hoy, las redes sociales se han convertido en el instrumento mediático que está más al alcance de cada uno de ellos para exponer sus propuestas, sus ideas y acciones en beneficio de la comunidad. Hay seguidores, también detractores. No faltan los troll (aquellos personajes que se escudan a través de nombres raros, seudónimos o identidades falsas) que se dedican a la tarea de menospreciar, vilipendiar el accionar de los candidatos que no son de su preferencia. Yo he optado por bloquearlos (a los trolls) porque considero que no puedo rebatir ideas, responder injurias ni plantear conceptos con alguien que no tiene la valentía de mostrar su verdadera identidad. Junto a los aspirantes a la Alcaldía también aparecemos aquellos que nos identificamos con uno u otro posible candidato. También, como ciudadanos, tenemos derecho de hacerlo. Frente a las posibilidades que nos presentan he optado por apoyar a alguien que se identifica con las aspiraciones de la comunidad. He decidido acompañarlo en sus recorridos porque considero que es la mejor y única opción que le va a permitir a Buena Fe salir del atolladero en la que lo sumieron desde hace 21 años. Los otros ya tuvieron su oportunidad. Se han presentado en toda contienda (hasta para princesitas de navidad han participado). Algunas las han ganado, otras las han perdido. Unos repitieron y otros quieren repetir; pero, ya tuvieron la oportunidad histórica de demostrar que realmente amaban a Buena Fe y solo demostraron amarse a ellos mismos, sin importarles el pueblo y sus necesidades y por ende son responsables y corresponsables de la debacle en la que se encuentra Buena Fe. Ellos también tienes sus seguidores. Pocos, muchos, no sé, pero los tienen. Y esos pocos o muchos creen en ellos. Escogí apoyar a quien creo y considero que está apto, preparado y decidido a transformar a nuestro Buena Fe querido. Lo apoyo y lo seguiré apoyando porque Buena Fe tiene que recuperar estos 21 años de abandono, de desidia, de quemeimportismo, de mentiras, de engaños. 21 años que lo han visto como el pastel que hay que repartirse entre aquellos que solo ambicionaban y ambicionan salir de sus deudas y saquearlo sin importarles que atrás de ellos hay un pueblo que reclama a gritos mejores días. Tú, con tu candidato… y, yo, con el mío. La diferencia estriba en que mi candidato tiene las mayores posibilidades de triunfo.  Es el juego de la democracia.

Las cabalgatas... ¿qué ganamos con ellas?

Escrito por angeljuez 25-08-2013 en General. Comentarios (2)
Wikipedia define al término “cabalgata” como desfile de jinetes.  En los últimos tiempos, el GADM de Buena Fe ha incluido dentro de las diversas programaciones festivas la actividad de las “cabalgatas” y, de acuerdo a lo que nos indican en la edición de la revista municipal de este año 2013, el “mentalizador” es el burgomaestre. Según Wikipedia “mentalización” significa “poder leer en el comportamiento lo que está pasando en la mente de otros" (¡Wow! ¡Qué notable personaje es el burgomaestre! ¡Único!). No pretendo hacer juicio de valores acerca del término utilizado en la revista, lo que sí deseo hacer notar es que está más que comprendido que, como dijo el mismísimo presidente de la república, hasta para hacer el ridículo “hay que tener talento”. Volvamos al tema de las cabalgatas o, más específicamente, a los desfiles de jinetes que se organizan en varias oportunidades en nuestro cantón Buena Fe. Los jinetes y sus hermosos ejemplares llegan desde diferentes cantones del país invitados, claro está, por el burgomaestre, a nombre del municipio, para hacer vistosas exhibiciones en diferentes épocas del año en las calles de nuestra comunidad. Ellos (jinetes y caballos) se unen a sus similares locales para participar de los desfiles. Sinceramente, ¡me encantan los equinos! Porque son animales nobles, inteligentes y dueños de otras virtudes. La cantidad de caballos y jinetes que vimos en las fiestas pasadas fue impresionante. Un caballo más hermoso que otro. Un jinete más habilidoso que otro. En las cabalgatas hay público asegurado: el pueblo que sale a disfrutar de las fiestas y de los desfiles. En la feria internacional de caballos de paso colombianos grado “A” (términos que ya deberíamos manejar los buenafesinos por las innumerables cabalgatas aquí realizadas) fue casi como participar solo en familia ayer. Escaso público (¡!) Comprobado, entonces, que Buena Fe no asimila ni aplaude esta afición que no forma parte de su cultura y que se la quieren meter al “braveo” en la mente de la gente. Sé de cabalgatas que se efectúan en otras partes del país en donde los recorridos que los caballos hacen son en sectores campestres, rurales, adecuados para estos animalitos. No es desconocido que la actividad de las cabalgatas y ferias de caballos es una de las principales aficiones personales del burgomaestre y que, sin escatimar esfuerzos de ninguna índole, se da este gusto. Es tan grande (y respetable) su gusto por los equinos que hasta forma parte de una asociación de caballistas locales (según el diccionario enciclopédico Vox 1 de Larousse, “caballistas” son aquellas “personas que entienden de caballos de montar y montan bien”). Es su afición y en esa parte de su vida no nos podemos meter. Y punto. Lo que sí nos cabe preguntar como ciudadanos, como contribuyentes, como simples curiosos es:¿Qué ganamos los buenafesinos con las cabalgatas? Alguien escribió por ahí que las cabalgatas “fomentan” el turismo en Buena Fe. ¿Qué turismo? ¿El “turismo” de los “turistas” dueños de los ejemplares? ¿Qué aporte dejan los jinetes foráneos que participan de los desfiles a caballo? ¿Se recauda alguna contribución especial por derecho de participación para destinarlo a alguna obra social? Y la pregunta del millón: ¿Cuánto nos cuesta a los buenafesinos la organización de cada cabalgata? ¿Conviene hacer esos gastos? Atender a la gran cantidad de personas que vienen con los caballos a participar de las cabalgatas no es cosa fácil. Alimentación, hospedaje y estadía de dueños y jinetes, traslados, alimentación y cuidados especiales de los equinos y la tradicional fiesta con música, artistas y trago con la que se “remata” la cabalgata. Todo eso cuesta y por ello tenemos el derecho de saber cuánto nos cuesta cada cabalgata. Si los recursos salieran del bolsillo del “mentalizador” cuya afición primaria son las cabalgatas no exigiéramos que rindan cuentas.caballos

Homero Rafael Villacrés Fonseca

Escrito por angeljuez 07-08-2013 en General. Comentarios (0)
En el proceso por lograr la independencia jurídico – política y administrativa de la otrora parroquia Buena Fe que en múltiples ocasiones elevó su voz de pr otesta por la falta de atención por parte del municipio de Quevedo (que tenía abandonado a su suerte a este importante sector de la patria que formaba parte de su circunscripción territorial), a quienes formábamos parte del Comité Pro-Cantonización de Buena Fe, nos llenaba de ilusión la idea de que el novel cantón, se convirtiera en la oportunidad soñada para que sus hijas e hijos tuvieran la oportunidad de contribuir con ese ansiado desarrollo que insistentemente hemos venido reclamando. El sueño del extinto don Homero Rafael Villacrés Fonseca, expresidente del Comité Pro-Cantonización, era que el desarrollo, el progreso, el bienestar de Buena Fe sea liderado por sus propios hijos. Era tal su entusiasmo, su entrega, su fe, su optimismo que, todos quienes estábamos formando parte del grupo, nos contagiábamos de esa esperanza, de ese sueño al que no lo soltamos aun cuando en el trayecto se presentaban voces de desánimo, del “nunca vamos a ser cantón”, de “qué hacen ahí perdiendo el tiempo”. Aquellos agoreros de la desesperanza, muchos de ellos, fueron los primeros en beneficiarse de una gran gesta histórica que logró su cometido. Para quienes no conocen est a parte de la historia de la creació Homero Villacrés   n del cantón Buena Fe, permítanme indicarles que don Homero Rafael Villacrés Fonseca en un primer momento, allá por el año 1985 en que se formó el comité pro-cantonización, fue elegido vicepresidente del mismo.  Transcurrieron varios años sin que se obtuvieran los resultados esperados por la falta de decisión de quienes estuvieron al frente del organismo. En 1988 don Homero es principalizado como presidente del comité y se comienza a escribir una nueva historia. Permitió la incorporación de nuevos elementos al comité, pero sobre todo, le dio espacio a un grupo de jóvenes, hombres y mujeres, decididos a apoyar en la lucha. Y juntos, la mezcla de juventud y experiencia dio los frutos esperados en el año 1992. Homero Rafael Villacrés Fonse ca fue un buenafesino más; de los verdaderos. Un buenafesino de corazón que se entregó por entero a lograr el objetivo de transformar a Buena Fe en el décimo cantón de Los Ríos. En el último tramo del proceso ya no pudo seguir acompañándonos pues, una grave enfermedad lo postró y falleció a las pocas semanas de haberse logrado el objetivo. Trabajó, luchó, peleó y murió por ese sueño. Don Homero era un ser humano a carta cabal. Recuerdo cuando ingresé a las filas del comité pro-cantonización, yo me estaba iniciando en el fascinante mundo del periodismo. Fue don Homero quien me impulsó a continuar con esta labor y me encargó la noble misión de contar (a través de la palabra escrita, algo que me encanta hacer) todo lo que realizaba el comité y que lo publicaban medios impresos como los diarios El Clarín, de Babahoyo; e, Impacto, de Quevedo. Fue tal la cantidad de información que se manejaba que poco tiempo después de que Hay dos copias, solo dos copias, de aquel libro que están en manos de dos buenos amigos a quienes les confié su custodia. Buena Fe fue declarado como cantón, inicié con otro gran sueño: escribir un libro contando paso a paso lo que fue alcanzar la meta. Me tardé dos años en redactar la historia a la que titulé: Buena Fe, historia de la lucha por la cantonización. En mis inicios como periodista andaba con mi grabadora y, con Don Homero hicimos un primer ensayo. Me dio las “primeras clases” enseñándome cómo colocar el aparato y cómo iniciar la conversación con mis entrevistados. La primera oportunidad para poner en práctica esos consejos se dio cuando el doctor Rodrigo Borja Cevallos visitó Buena Fe por el año 1988 como candidato a la Presidencia de la República. Lo abordé en los bajos del edificio Paredes y, ¡oh! El doctor Borja aprovechó también para darme un “minicurso” express de cómo hacer entrevistas, lo cual le agradecí sobremanera. En este día, 7 de agosto de 2013, fecha en que Buena Fe cumple sus primeros 21 años de cantonización quiero rendir mi homenaje, mi tributo a aquel gran caballero, aquel extraordinario amigo y hombre de bien (que ya no está con nosotros) que tomó como propia la aspiración de todo un pueblo y que aglutinó voluntades alrededor de un sueño; cuyo nombre vamos a recordar siempre, cuyo legado vamos a agradecer hasta la eternidad, cuyo ejemplo lo vamos a emular desde cualquier sitio en que nos encontremos. Hoy, 7 de agosto de 2013 me inclino reverente ante la tumba de Don Homero Rafael Villacrés Fonseca.

¿Tenemos motivos para celebrar?

Escrito por angeljuez 25-07-2013 en General. Comentarios (0)
A inicios del presente mes de julio, las autoridades municipales dieron a conocer el “programa de festejos” para conmemorar los 21 años de cantonización de Buena Fe. 21 años transcurridos luego de una gesta histórica liderada por un grupo de mujeres y hombres valientes que lograron el más ansiado anhelo de nuestra comunidad: convertirlo en cantón. 21 años después de aquella gesta cabe preguntar: ¿Hay motivos para celebrar?; y, la respuesta vendrá automáticamente luego de que consideremos los siguientes puntos: 1.- Desde el inicio de la gestión municipal allá por el año 1993, desde Melberto Menoscal, pasando por Patricio Mendoza y contando al actual, señor Luis Zambrano, en sus calidades de Presidente del Concejo, el primero; y, de Alcaldes los dos últimos nombrados, han preferido administrar la cosa pública con gente foránea, traída de otros lados, dirigiendo los principales departamentos, desplazando a profesionales de Buena Fe que, con su título bajo el brazo, hoy están sin oportunidades de contribuir con el desarrollo de su propio pueblo. Para los hijos e hijas de Buena Fe, si es que quieren, están aquellos puestos de menor jerarquía, de la escoba para abajo; ni siquiera de mandos medios. 2.- Es verdaderamente sorprendente que, 21 años después, el 80% de las calles de Buena Fe estén sin pavimentar. A nuestra gente la tienen diariamente comiendo polvo (literalmente dicho). Sí, comiendo polvo, producto de lo cual las niñas, los niños, nuestros adultos mayores son afectados seriamente en su salud porque lo único a lo que se han dedicado los administradores del municipio es a echar lastre y más lastre. 3.- Veintiún años después, seguimos consumiendo en Buena Fe agua entubada. ¡Qué descaro que hayan puesto en uno de los tanques que está en el ingreso sur de la población un letrero que dice “agua potable”! El agua que aquí consumimos es de pozo, negruzca, no apta para el consumo humano, racionada y para colmo ¡su consumo vale más que en Guayaquil! Obras de saneamiento ambiental propiamente dicha, no existen. 4.- Veintiún años después seguimos lamentándonos por las promesas incumplidas. En campaña nos prometieron un hospital y lo que realmente nos están construyendo es otro centro de salud, más grande que el actual, que va a tener más personal médico, pero, al final es un centro de salud. lamentablemente no es el hospital que nos prometieron y al cual tiene derecho Buena Fe. ¡Ay! del que se atreva a pedir una cita en el subcentro de salud pues  se la dan para después de un mes; ¡Qué decir de la ambulancia! La donaron y luego se la quitaron a los buenafesinos. 5.- 21 años después ningún hijo nato de Buena Fe ha estado dirigiendo la administración municipal. Los tres que han pasado ni siquiera son de aquí. Entonces, ¿cómo pueden sentir como suya a una tierra a la que han demostrado no amar? Son cinco las consideraciones previas a la respuesta de la pregunta si tenemos motivos para celebrar (a lo mejor usted tenga otras). ¿Celebrar qué? me pregunto. Buena Fe está herido, pero herido de muerte. Acaso usted, estimado lector, organizaría una fiesta cuando algún ser querido suyo esté padeciendo por una penosa situación? Si alguien de su familia está con cáncer, tiene diabetes o sufre por algún problema médico de gravedad usted festejaría su cumpleaños o algún otro acontecimiento de importancia? Usted y nadie más que usted, tiene la respuesta. Gracias por su opinión.  

El papel de nuestra reina

Escrito por angeljuez 22-07-2013 en General. Comentarios (0)
Allison Cedeño, Reina de Buena Fe 2013-2014 Domingo 21 de julio de 2013. 03:30. Luego de una larga e inédita deliberación, los miembros del jurado calificador que fueron escogidos para calificar los atributos de quienes consideraban la mujer más bella (e inteligente) de nuestra comunidad, dieron a conocer los resultados: Allison Cedeño Zambrano, ganó el certamen y se adjudicó la corona como la nueva soberana del cantón Buena Fe luego de haber contestado una pregunta adicional para desempatar  en puntos con otra seria aspirante al reinado, Briggitte Alcívar. No voy a entrar en detalles ni a emitir juicios de valor de lo que fue la organización del certamen de belleza más importante de Buena Fe. Cada una de las personas que asistieron al mismo tienen sus propias versiones y conclusiones que deben ser respetadas, así como debe ser respetada la decisión del jurado calificador que designó a Allison como Reina de Buena Fe para el periodo 2013- 2014. La candidatura de Allison Cedeño Zambrano motivó un amplio respaldo ciudadano que se evidenció en las redes sociales. Sin duda, sin desmerecer la participación de las demás candidatas, se convirtió en la favorita del público para llevarse la corona. Era de esperar nada más el día del evento para que esta hermosa chiquilla, de 17 años de edad, ponga lo suyo: talento, inteligencia, belleza, preparación. Y lo consiguió. Y, bien por ella. Felicitaciones. Ahora, nuestra flamante y hermosa soberana tiene un largo reto por delante. 365 días de intensa labor que debe dirigirla a favor de los grupos vulnerables de Buena Fe: niñas, niños, adolescentes, ancianos, etc. La gente menos atendida necesita que nuestra reina dirija su atención hacia ellos con acciones, con proyectos que permitan paliar su situación. Alrededor de Allison deben estar sus compañeras de concurso, sus amistades que pueden fácilmente constituirse en su grupo de apoyo. Junto a Allison deben estar las autoridades y, principalmente, sus padres (Ma. Fernanda y Cristian) quienes harán todo lo humanamente posible porque el paso de Allison como Reina de Buena Fe deje huellas imborrables. Que nuestra reina no se convierta solamente en un elemento decorativo de los eventos festivos. Que se destierre aquel feo espectáculo de ver a nuestra reina con una sabanita o con un cartoncito recaudando fondos para atender a la gente, o que se instale en las calles de Buena Fe con una soga deteniendo el tránsito para solicitar unas cuantas monedas para fines humanitarios. La realidad que le va a tocar enfrentar a Allison es distinta (eso espero) con gente que realmente la va a apoyar, no con dádivas, sino con lo que realmente ella necesite para su gestión. No tengo el gusto de conocerla personalmente. Solo me queda desde estas líneas desearle éxitos en su misión como Reina de Buena Fe 2013 – 2014. Así mismo, felicito a sus `padres, en especial a su mamá, María Fernanda Zambrano que en el año 1993 fue la primera Reina del recientemente creado cantón Buena Fe y de quien publiqué una hermosa foto en un medio impreso que circulaba en esa época. Enhorabuena. Buena Fe tiene dos reinas de belleza, dos mujeres, madre e hija, que de seguro sabrán dar lo mejor de sí para beneficio de nuestro cantón.